Primeros conceptos básicos: Entidad, Señorío, Solar, Alma y Tumba

diciembre 18, 2013 Hispania  No comments

Almas_Tumbas_y_Reinos

Quería escribir este post para apuntar algunos conceptos básicos de “Hispania”, definidos y desarrollados en documentos de texto donde estamos definiendo al detalle el funcionamiento del juego. Los conceptos que hoy quería tratar se refieren a los reinos que aparecerán en el juego y su relación con el territorio que ocuparán. Son los conceptos de ENTIDAD, SEÑORÍO, SOLAR, ALMA y TUMBA.

El primero de ellos es la división política suprema y soberana en “Hispania”. Una entidad puede ser un reino, un imperio o un condado. La característica común que tienen es que todos ellos son soberanos e independientes. Puede sonar confuso al principio. Pero hubo efectivamente condados que gozaron de plena independencia, por eso merecen ser considerados entidades, en el mismo plano que otras formaciones políticas teórica y jerárquicamente superiores. Ejemplos de entidades serían: León, Aragón, Sevilla, Badajoz (reinos); Almohades y Almorávides (imperios); Barcelona (condado). De todas esas entidades, un grupo selecto serán entidades jugables. Las entidades poseen un solo soberano, ya sea rey, conde, califa, etc…

Los señoríos son los territorios que conforman una entidad (que al menos debe poseer un señorío para existir). El señorío es regido por un señor feudal, que puede ser un conde delegado, un obispo, un duque o el soberano mismo de la entidad (excepto si es conde, que no puede delegar a otro conde territorios). El mapa de Hispania estará recorrido de señoríos que los distintos soberanos de entidades dominarán y que lucharán por conquistar o defender. Los señoríos producen bienes ganaderos y agrícolas para la economía de la entidad. En el señorío incluiremos otro concepto, está en su territorio pero es independiente: el solar.

El solar es un lugar concreto dentro del espacio físico del señorío, pero fuera de su espacio legal. Es como una isla en el océano de la jurisdicción del señor. El solar es un espacio más sofisticado, donde pueden construirse aldeas, castillos o monasterios. Estos enclaves concretos aportan riquezas a la entidad que no produce el señorío en sí: bienes culturales, artesanales, comerciales… El solar no tiene que pertenecer necesariamente al señor del señorío donde se ubica ese enclave. Los solares crecen y se desarrollan a lo largo de la partida, siendo fundamentales para el crecimiento de la entidad.

¿Qué ocurre si una entidad es conquistada y desaparece, integrándose en otra? La entidad deja de existir sobre el mapa y no tiene ya función en la partida, pero su alma permanece. Eso significa que, llegado el momento puede “resucitar”, especialmente como consecuencia de una revuelta exitosa. Cada entidad tiene vinculada varias tumbas: esto son señoríos que sirven de plataforma de una entidad a la hora de resucitar. Todos los señoríos del juego son tumba de alguna entidad. Por ejemplo: León ocupa Castilla y la anexiona. Castilla deja de existir como entidad en el juego, pero su alma existe y quiere reaparecer. Castilla tiene vinculados varios señoríos como tumba: digamos que Burgos, Asturias de Santillana y Trasmiera. Desde esos señoríos puede resucitar Castilla, bien en una división de reinos o en una revolución exitosa que afecte a esos territorios.

Eso son algunos conceptos básicos que desarrollaremos en el blog con el tiempo. De momento este post puede servir para dar una idea general de hacia donde queremos dirigirnos. Espero que os haya gustado :)

Deja un comentario